llamas

Por qué nunca te vas a cansar de mis correos

Una vez leí la frase «strong opinions, loosely held», que viene a decir «donde dije digo, digo Diego» y realmente me siento identificado. 

Habrá quienes me llamen chaquetero de opinión, pero realmente estoy tan abierto a que me lleven la contraria, que es totalmente probable que un día os hable de un tema y varios meses después esté defendiendo otra postura. Sólo por ver estos tumbos merece la pena que te apuntes.

Por esa misma razón, y a pesar de que dicen que soy diseñador, es más habitual que te hable de psicología, sociedad, gamificación, estadística, apocalipsis o cualquier otra cosa que haya despertado mi promiscuidad intelectual.

Además, como son temas de los que apenas tendré idea, los contaré con la ilusión de un niño que abre un regalo de Reyes. Simplemente quiero compartir aquellas cosas que me vuelan la cabeza, como la movida de los cuatro cuadrantes.

En resumen, mi especialidad es hablar de frikadas y enlazarlas con una anécdota o un aprendizaje a nivel laboral. Ah, y me gusta rajar. Sobre todo cuando me sirve de excusa para reflexionar. 

Cuando junto todos estos elementos en una píldora condensada, lo llamo Soflama, y ya llevo unas cuantas. Antes me daba vergüenza publicarlas, ahora te las mando a casa.

Si me dejas tu correo, puedes esperarte cualquiera de estas cosas o a lo mejor te enseño mi último proyecto o invento que tenga entre manos. ¿A quién no le va a gustar un correo sorpresa?

Ahora es cuando te he convencido y te apuntas

No se ha podido validar tu registro.
¡Todo ha salido bien!